Conquista de Orán (1732)

 

Con objeto de garantizar la seguridad de la navegación marítima por el Mar Mediterráneo, amenazada desde mucho tiempo atrás por los corsarios beréberes, el Rey Felipe V ordena en 1732 formar un Ejército expedicionario para asaltar y tomar la ciudad de Orán, base principal de los piratas. La fuerza se concentra en el puerto de Alicante, e incluye una compañía del Regimiento de Farnesio, 4º de Caballería. Al mando de D. José Carrillo de Albornoz, Conde y después Duque de Montemar, el Ejército zarpa hacia Orán el 15 de junio de 1732, desembarcando en la cala de Mazalquivir y ocupando la ciudad de Orán a finales de ese mismo mes., tras seis días de combate.