Kosovo (2003 - 2009)

Como consecuencia del Acuerdo de Paz en que debían desembocar las fallidas conversaciones de Rambouillet para resolver el conflicto de Kosovo, el Consejo del Atlántico Norte acordó el 30 de enero de 1999 iniciar el planeamiento para una operación militar en Kosovo. El Gobierno español autorizó el 26 de Febrero, la participación de unidades terrestres hasta un máximo de 1.200 efectivos en la Fuerza Principal de la OTAN (KFOR) que pudiera tomar parte en una intervención por tierra en Kosovo. El 10 de junio de 1999, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó la Resolución 1.244 por la que se autorizaba el despliegue de una Fuerza Multinacional liderada por la OTAN.


Esta fuerza tiene la misión de verificar el cumplimiento del Acuerdo Técnico Militar firmado por las Autoridades yugoslavas y de la OTAN, establecer un ambiente seguro para el regreso de los desplazados, apoyar a las organizaciones internacionales de ayuda humanitaria y asegurar la ley básica y el orden público. También verificar el desarme y desmilitarización del UCK. Las Fuerzas Armadas Españolas contribuyen al esfuerzo militar de la KFOR con una unidad tipo Agrupación Táctica, cuyo Cuartel General se encuentra en Istok, en la base “España”.


El Regimiento de Caballería Ligero Acorazado “Farnesio” 12 comienza su participación en la misión KFOR en 2003, con el envío de un escuadrón ligero acorazado que forma parte de la Agrupación Táctica Española (KSPAGT) IX, desplegada en Kosovo entre marzo y septiembre de ese año.