Guerra contra la Convención (1793 - 1795)

Una alianza firmada entre España y Gran Bretaña está en el origen de esta campaña, desatada con el régimen francés nacido de la Revolución de 1789. En España, se organizan tres Ejércitos para entrar en Francia por Cataluña, Aragón y el País Vasco y Navarra, con el objetivo de recuperar las tierras del Rosellón, perdidas por la Corona de España en a comienzos de siglo.

Inicialmente, al Regimiento de Farnesio, 6º de Caballería se le destina al Ejército de Cataluña, si bien antes de que entre en combate, pasa a integrarse en el Ejército de Navarra, a finales de mayo de 1793. La primera acción de guerra en la que toman parte los dos escuadrones del Regimiento de Farnesio se produce el 21 de noviembre de 1793, con el asalto a la plaza de Urrugne, situada a doce kilómetros de la frontera franco-española.

Ya en 1794, el 5 de febrero, la compañía de carabineros del Regimiento participa en el asalto a la batería francesa desplegada en la Cruz del Ramo, y el 24 de abril, el Regimiento cruza la frontera para hacer razzias en la zona de Orbaiceta y Valcarlos. Dos meses más tarde, el 23 de junio, acude con todo el Ejército de Navarra a forzar la línea de Vera. El 1 de agosto de ese mismo año, y con las fuerzas españolas en repliegue, el Regimiento de Farnesio sostiene las fortificaciones de Irún frente a los franceses, y lo mismo hace el 5 de agosto en el puente de Tolosa, en la salida hacia Pamplona. En dicha jornada, el primer escuadrón con el Coronel del Regimiento, Antonio Amar, al frente, queda con la orden de proteger la retirada, lo que ejecuta con una carga a las tropas republicanas a las que acuchilla por las calles de la ciudad hasta la aparición de un regimiento de Húsares franceses. Por su acción, el escuadrón merece la estimación del Rey Carlos IV, previniéndose al Coronel de Real Orden, “que a su tiempo experimentaría los efectos de la Real Benignidad por el señalado servicio que, a su ejemplo, hizo su Regimiento”.

El 21 de noviembre, el Regimiento de Farnesio protege la progresión de las fuerzas de Infantería que pone en fuga a las fuerzas enemigas, a las que persiguen los jinetes de Farnesio.  Hasta fin de año, el Regimiento de Farnesio desplegará en los valles del norte de Navarra para expulsar de allí a los invasores franceses. En 1795, el Regimiento de Farnesio toma parte de forma destacada en la acción de Irurtzun, dada el 6 de julio, y que supone el último enfrentamiento de importancia de esta campaña.