Guerra de África (1859 - 1860)

 

Los escuadrones 1º y 2º del Regimiento Lanceros de Farnesio, 5º de Caballería se integran en la Segunda Brigada de la División de Caballería que se forma dentro del Ejército Expedicionario de 35.000 hombres que toma parte en la Guerra de África, sostenida entre España y el Sultanato de Marruecos, a causa de un ataque marroquí a un destacamento español a las afueras de Ceuta en agosto de 1859. A mediados del mes de diciembre de 1859, todo el Ejército de Operaciones se encuentra ya desembarcado en Ceuta, aunque no será hasta el 23 de enero de 1860 cuando los escuadrones de Farnesio se enfrenten con el enemigo.

En dicha jornada, a las afueras del reducto llamado “La Estrella”, el Batallón de Cazadores de Cantabria, en un momento de la maniobra, avanza en exceso y se ve rápidamente rodeado por la Caballería mora. En su auxilio, el general O’Donnell envía a los dos escuadrones de Farnesio, quienes con una carga a fondo, derrotan a los marroquíes, poniéndolos en fuga. Un cabo del 1er Escuadrón, Pedro del Castillo Ramírez, consigue capturar un estandarte enemigo, tras derribar al jinete que lo llevaba. Por su valor, se le concede la Cruz Laureada de San Fernando y su ascenso a sargento.

El 31 de enero, los escuadrones de Farnesio se enfrentan de nuevo con la Caballería mora, en la batalla de Torre de Jeleli, en este caso para proteger el repliegue de la Brigada de Coraceros, cuya retaguardia venía presionada por la Guardia Negra del Sultán. El 4 de febrero, Farnesio protege el movimiento de la Infantería que toma parte en la batalla de Tetuán, sin que durante toda la jornada, se vea envuelto en combate alguno. Asiste, finalmente, a la última batalla de la campaña, la de Uad-Ras, dada el 23 de marzo de 1860.